LocosTV

LocosTV

(2 de Junio)

Los hombres que dicen que África va de puta madre se reunirán por estas fechas en Malabo. Llegarán todos con sus esposas (ni uno es gay, al menos no en público, o no sería nadie en la política africana…), su séquito de ministros, prensa y todo lo que se llevan los dirigentes africanos cuando se van a una especie de vacaciones. Algunos como Blaise Compaoré o Robert Mugabe dejarán el país bajo custodia de algún jefe sin escrúpulos y vivirán pegados al móvil por si acaso hay que retornar urgentemente (bueno, si la cosa está muy mal… pueden optar por París).

Lo dicho, Obiang Nguema ha decidido reunir a sus (por un año) “empleados” para hablar de temas diferentes, de problemas que afectan al continente, a la búsqueda de soluciones a esos problemas y de otras cosas que son realmente importantes (ya sean gestionadas por dictadores o por quien sea…). Los hombres importantes que vayan llegando a Malabo saben a que país van y saben que ese país tiene problemas. Pero claro, en política todo debe ir acompañado con un especie de “callao” en lo que a asuntos internos se refiere, por lo que habrá que ver cuál de ellos va ha aceptar que en su territorio la cosa va muy mal. Si le dices al presidente de Costa de Marfil que el cacao es para todos, te saldrá con que “¿y tu petróleo qué?”. Le dices a Bongo que Gabón no es una monarquía y te responde con “¿Congo Kabila y Togo Eyadema si lo son?. Le dices a Mugabe que hay límites para gobernar estipulados por la constitución de Zimbabwe, y te sale con “¿Y qué pasa con la FRELIMO en Mozambique?”. Breve, son pequeños ejemplos que pueden servir para que los africanos (los que usan el cerebro para lo que sirve…) vayan haciéndose a la idea de que en Malabo no se va a debatir nada, por que ninguno está dispuesto a dejarse avasallar por los otros. Llegarán desde sus respectivos países y se irán al hotel a descansar. Luego, cuando ya estén todos, les llevarán a ver la planta de gas que es la “perla” de Teodoro Obiang Nguema y su gente. Irán seguramente a la playa artificial, verán el proyecto de “ese hombre” llamado Malabo II y terminaran cenando en el Sofytel o en el Hilton para sellar la sin razón de su desplazamiento al pequeño país donde los escolares tienen que ver adelantadas (para alegría de los que no son muy amigos de los estudios…) sus vacaciones por que ellos, esos hombres que tienen a sus hijos estudiando fuera, estarán “paseando” por tierras infestadas de black gold.

Y luego quieren que no se diga nada o que se den más pruebas de las irregularidades que cometen los que se dicen dueños de un país entero. Lo de detener las clases para que no “estorben” o no “enturbien” los festejos, es de un macabro que no necesita mucha reflexión ni otra lectura diferente a la que tiene. ¿Alguien se atreve a encontrar una buena, una muy buena, razón para que eso ocurra?, pues es así, y como siempre, hemos hecho lo que mejor se nos da: QUEDARNOS CALLADOS. Un mes y medio de vacaciones se han ganado los peques y los no muy peques, mas las maestras y los maestros, ¿Por qué?… Pues por que lo ha dicho el P.D.G.E que es el que organiza este encuentro de pequeñas marionetas africanas vestidas de trajes caros. Yo sinceramente no lo entiendo mucho, pero cuando me acuerdo del país al que se le ha ocurrido esa genialidad, no puedo evitar pasar página en el asunto. Los presidentes que lleguen a Malabo se darán cuenta también de la cantidad de militares y cuerpos de seguridad que van a ha estar presentes en las calles armados hasta los dientes. Seguramente se sientan protegidos, pero como ellos saben perfectamente…

… Esos hombres fuertemente armados, tienen la bendita misión de vigilar a los ciudadanos, esos mismos que serán obligados por el régimen a darles la BIENVENIDA A MALABO.

Yo insisto, alguna de alguna cosa seguro van a hablar, pero estoy seguro que será algo que no nos interesa en absoluto. Por lo que tienen que darse prisa en esas mini vacaciones y dejar libres las calles para el buen funcionamiento del tráfico de la ciudad.

Nsé, en el oculista y atento a las novedades…