LocosTV

LocosTV

(3 de Julio)

Mohamad Gadafy no usó la cabeza cuando vió que la cosa se le iba de las manos. Los estadistas africanos reunidos en Sipopo tampoco. El juego es de poderes, y el poder es a día de hoy, tener la sartén cogida por el mango.

Obiang recibió el encargo de dirigir el continente que le “ruega a Europa y a EE.UU” que dejen que los dictadores que en África siguan mandando, y encuentren soluciones a sus problemas. Obiang se dará cuenta que no es cuestión de parecerse a un “Mandela” del siglo XXI, por que mas bien es cuestión de parecerse a un “Pinocho del siglo pasado, que sobrevivió al siglo actual”. Y el siglo actual, ha demostrado que la OTAN juega a una liga mucho mas elevada que la que juegan los, bueno… Aquellos estadistas que tienen más conflictos que el resto del mundo. ¿Por qué debería ser la cumbre de Sipopo una antesala para que la OTAN le deje en paz al libio ex guía?. Nadie responderá a esa pregunta, por que mientras esos estadistas sigan comportándose como simples marionetas, el “exterior” seguirá comportándose como Geppetto. La cumbre celebrada en un enclave de Bioko, significa, sin ir más lejos, que los países africanos han decidido sucumbir a los encantos del petróleo guineoecuatoriano para bombardear a la mosca tse tse. Por que si alguien tuvo la brillante idea de poner en el escaparate lo de JUVENTUD, esa persona ahora mismo está metido en una bañera en algún lugar de esos países que controla la OTAN, viendo en televisión las tonterías que la RTVGE nos propone en su recién estrenada internacionalidad. La JUVENTUD africana, no se sintió representada por esos amiguetes que se fueron a Sipopo ha degustar y a molestar. Gadafy fue la excusa para que nadie dijera exactamente lo que querían escuchar aquellos miles de jóvenes que ahora mismo (mientras usted lee esto…) están esperando cruzar el estrecho de Gibraltar rumbo a “El Dorado” controlado por la OTAN. Por que está claro que “prefiero morir ahogado en un mar de aguas internacionales, que vivir en mi tierra, en mi país como un extranjero…”. Pero claro, tanto Lula Da Silva y Jacob Zuma, tienen a sus respectivos países lejos de las fronteras de “El Dorado”, por eso, simplemente por eso, creen de que el problema que hay que plantear en una cumbre llamada ha ayudar a los jóvenes tiene solución en tener representantes en el consejo de seguridad de la ONU, y también en mantener a uno que les dice a los jóvenes “ratas, drogadictos…” y no se que más. Por que esa juventud africana de la llamada “Primavera Árabe” no buscaban que se reunieran los dirigentes para decidir sobre sus “problemas”, buscaban que alguien les ayudara a sacudirse a los DICTADORES africanos que tienen metidas sus esperanzas económicas futuristas en bancos de países controlados por la OTAN.

No, no creo que Sipopo haya servido más que en demostrar a los amiguetes de Obiang, que el cacao, el café, la madera, ya no tienen sumido al país en una situación drástica. Ahora hay petróleo, y con el petróleo oliendo en cada rincón, es normal que los que vengan a “explotarlo” para la población, sobre todo para la juventud africana, sean los países que son miembros, y socios de la OTAN. Una juventud africana en donde el que estudió en un país controlado por al OTAN es más valorado que el que realizó sus estudios en países controlados por esos estadistas africanos que a día de hoy se creen que pueden decirle a la OTAN que deje de molestar a Gadafy. Mal vamos, insisto, si pensamos que esto de SIpopo supuso un avance para el continente atiborrado de personajes que nacieron en la época colonial, y que no conocieron otra ley diferente que la de la “venganza”. Por eso me sorprende la gente como Lula Da Silva, que de repente ya no es ESTADISTA, y se permite el lujo de llegar al Sipopo a recordarles a los jóvenes que África necesita una representación en eso de la ONU que decide a qué gobierno hay que derrocar. El ex brasilero, debía haberse leído el guión antes de pone pies en territorio comanche, o sea, debería haberse acordado que estuvo ocho años como presidente de un país que logró con su mandato, tener una voz en el mundo de las esperanzas para los pobres y desamparados, antes de llegar a Sipopo a decirles a los jóvenes que viven en eterna dictadura, que se necesita llegar hasta NY para decidir que país deja de ser “amigo” y bombardearlo, sabiendo que la mayoría de esos chicos buscan “El Dorado” en tierras externas controladas por los hombres que proponen a la OTAN como única alternativa para solucionar los problemas de países que no son DEMÓCRATAS cuando el dictador se pone tacaño, pero que sí lo son cuando el dictador es una puta vestida de negro dorado. Ningún joven africano tiene intenciones de pelear por un continente  saturado de hijos de Geppetto, cuando sabe que en los países controlados por la OTAN, tener derechos y libertades viene a resultar una cosa increíblemente normal (hasta cierto punto, pero los hay…).

La OTAN no tiene intenciones de dejar al líder libio vivir en paz. Por que después de esta situación de sangre y de intereses, Gadafy ya no puede tener el control del país. La OTAN que decide quién es dictador y quién no, ha visto que si Gadafy cae, el dinero en black gold vendría ha suponer un “equilibrio mercantil” y países como España, Grecia y Portugal saldrían de la crisis. Es por eso que lo de Libia no se ha decidido en Sipopo pese a los suculentos manjares que Camerún ofreció a los anfitriones. La OTAN necesita que sean los mismos que llenan Suiza con todo tipo de dinero robado, los que pretendan luego hacer el juego de creerse a la altura de la política mundial marcada por países que controla la OTAN. Que es por eso que nada puede funcionar en el continente de los payasos. Si tienes dinero robado del Estado, y lo metes en paraísos fiscales, y nadie a día de hoy conoce un paraíso fiscal en África o en América latina, ¿Por qué pretender pues que sean los países controlados por la OTAN los que dejen de bombardear a uno que no tiene su dinero metido en bancos africanos o latinoamericanos?. He seguido a pie de letra lo de Sipopo, vi subirse al estrado a un joven africano que representaba a los otros millones de jóvenes africanos que no estaban. Ese chico habló exactamente como he escuchado bastantes veces en los mítines de la Unión Africana de Addis Abeba y otros lugares africanos (yo he tenido mi papel en el proceso de consolidación de la jeunnesse africaine…). Le ponen energía para que se les escuche, pero les falta el toque que haga soñar a los millones de jóvenes que no van, jamás, ha meterse una sala a rebozar de dictadores, ilusionistas, vampiros, cachondeístas, egoístas, y fanfarrones líderes africanos que se sientan a hacer el tonto ante la atenta mirada de las representaciones de países controlados por la OTAN.

Imagínense un continente africano con políticos que dicen en voz alta lo que piensan, que conectan con su pueblo, y de paso con su continente. Imagínense a un grupo de líderes africanos reunidos bajo la estela de la democracia, y que traten de buscar una solución a los problemas de la juventud africana con la base de la democracia en sus métodos de gestión. Imagínense que unos líderes africanos reunidos para buscar soluciones a los problemas africanos sin que nadie se crea que el cuento de que podrían tener dinero escondido en paraísos fiscales. Se lo han imaginado, y se han dado cuenta de que les ha dolido ligeramente la cabeza… ¿verdad?. Pues allí reside el problema queridos africanos, queridos guineoecuatorianos. No pueden imaginarse eso, por que está claro que los líderes africanos actuales han demostrado que prefieren que sus hijos estudien en los países controlados por la OTAN, a que pierdan el valioso tiempo de estudios en los países en vía de desarrollo. Definitivamente, los hombres que se reunieron en Sipopo, no tienen más poder que el que por miedo y represalias que les imponen a sus “hermanos” del mismo continente. Por lo tanto, que dejen de incordiar con temas que no les incumben por que han demostrado que no pueden llegar a ser el contra poder de los países controlados por la OTAN.

Que nadie se equivoque, que nadie se engañe. La juventud africana tiene que ser muy abierta, eso quiere decir que deben aprender de los errores y no repetirlos. La OTAN no podría “pasar” de las desiciones de líderes que fuese responsables y africanos de verdad. Por que primero impondrían, esos nuevos líderes, las bases para unas relaciones basadas en el respeto de la opinión pública (llámese DEMOCRACIA…), y luego evitarían caer en la tentación de creerse dioses terrenales gracias al dinero robado al pueblo. La cosa pasaría a ser una cuestión de sentido común, y ya sabemos que el sentido común invita a la participación. Una participación que ahora no permiten los que dicen que Gadafy debe seguir después de haber metido balas por todos lados. Una participación que tampoco permiten aquellos que ven en la OTAN al enemigo de un Gadafy que pudo haber usado su liderazgo divino para dotar a la juventud africana de una educación sólida en materia de derechos y libertades para crecer políticamente mejor y humanamente más solidarios.

Y eso es lo que hay. Mientras la juventud africana busca derrocar a los dictadores que se hacen la foto en Sipopo, la OTAN decide bombardear Libia, por que en Sipopo, un buen tanto por ciento de líderes africanos que había, tiene metidos nuestros sueños en países controlados por…

La OTAN dirá NO a la propuesta de sus marionetas…

Obiang es un farsante

Nsé, soñando con que algún día África deje de contar “Salvadores” y pase a contar con líderes.