LocosTV

LocosTV

(7 de Julio)

¡PDGE OYE!… ¡OYE!, ¡PDGE OYE!… ¡OYE!. ¡OBIANG NGUEMA MBASOGO OYE!… ¡OYE!, UN PARTIDO… ¡PDGE!. UN HOMBRE… ¡OBIANG NGUEMA MBASOGO!… EL MEJOR HOMBRE, ¡OBIANG NGUEMA MBASOGO. UN LEMA… ¡HACER EL BIEN Y EVITAR EL MAL!…

Esas alabanzas y otras miles mas le bañan las multitudes abarrotadas a su líder indiscutible. al hombre que ha transformado sus vidas. Al ser humano que nació del todopoderoso con el objetivo de dirigir sus vidas. Al dueño de la antorcha que guía sin equivocarse al noble pueblo de guinea Ecuatorial (99,09% lo corrobora…). Ese es el balance para entender todo eso, y mira que nos hemos quedado cortos. Por que cuando la masa seguidora de la luz que emana del cerebro de Obiang y reflejada en la antorcha de un fuego estático sobre tela o papel, no se suelen andar con chiquitas, ni majaderías inútiles. Sabedores de la tenencia de una de las riquezas más poderosas del planeta, y dueños absolutos de un pequeño territorio abandonado por los que pueden mover ficha, los aduladores, colaboracionistas, intelectuales orgánicos, adeptos, simpatizantes, caballeros, señoras, jóvenes, viejos y camarilla presidencial, tienen la bendita misión de poner el listón muy alto para que “papa Obiang” se sienta complacido, querido e idolatrado.

Poca cosa, ya nada les resulta extraño, nada les impide moverse y presumir de control. Nadie les dice nada, les han acostumbrado a creerse los dueños de cualquier vida que no esté bajo la sábana verde y azul que reconoce a todos los estigmatizados. ¡Poder!… tienen poder, tienen dinero, por lo tanto tienen poder de sobra. Eso lo saben, repito, por que de no saberlo, más de uno ya habría intentado “dar golpe”, ya que con esa cantidad de inocentes haciéndole reverencias a un tipo tan insignificante, lo más normal fuera que alguno viese su oportunidad. Pero no es el camino a seguir en estos momentos, ya que sabedores de que “cuanto más cerca estés del jefe, o algún miembro de su familia o círculo de amigos, los favores caerán del cielo”, y ya sabemos de sobra cuando ese fenómeno digno de sátrapas ocurre. La pena es que no pasa de tener dos coches, una mansión y una cuenta repleta de dinero manchado. Pero hay una cosa que no encaja en todo ese pedegeísmo incurable para aquellos que ven en el régimen al “pan nuestro de cada día” en cantidades bíblicas. Y es que no entiendo por qué nos salió Obiang con el rollo de que estuviésemos preparados contra una hipotética invasión nórdica, perpetrada por países que quieren sanar sus maltrechas economías, entrando en el país para “movilizar” a esos jóvenes que en su discurso en la broma de Sipopo tachó de “juventud con derecho a buscar cambios ante regímenes autoritarios” (o más o menos eso dijo…). ¿Por qué en la parafernalia que se montó para celebrar el 25 aniversario de ese multitudinario movimiento de masas, Obiang quiso recordar a los guineoecuatorianos que todos eran militares y que la labor principal de un militar, es proteger los intereses de su jefe supremo?, ¿Sabe ese dictadorcillo algo que no sabemos los demás?, ¿Ha visto movimientos en algunas zonas estratégicas internas que le hayan dado una alerta?. La verdad es que nadie lo sabe. La primavera árabe debería repetirse, por que creo que es una buena manera de asustar a los jefes de estado que saben que han hecho más mal que bien. Y si se repitiese, por favor, no nos quedemos otra vez con los brazos cruzados.

Está claro que la sabiduría no es cosa de malos gestores de la “cosa pública”. Por que está claro que nuestro querido iluminador tiene claro que las cosas no le favorecen, por eso pide que nadie se quede sin vigilar a nadie. Esa llamada es la que normalmente suele revolucionar a los estúpidos y pobres de espíritu, sean fangs, bubis, annoboneses, combes, fernandinos, ya que se presenta la oportunidad de acusar al hermano, primo, amigo, esposa, suegro, etc… por haber dicho que “maldita sea, hoy tampoco hay luz… ¡¿Dónde nos lleva este régimen de mierda?!”. Una expresión de esas, hechas en privado, puede costarle el pescuezo al “desidor”, ya que cuando lo dice, se siente en confianza, pero desgraciadamente para él, el primo, amigo, suegro… e incluso hijo, ya tiene en mente el color del 4×4 con el que se va ha ligar a la chica más bella. La llamada de Obiang es una clara llamada a que la gente normal y con cientos de problemas sociales por su incapacidad para dotar de vida a esos “fieles seguidores” es simplemente una llamada a la guerra de egos y de egoísmos. Quiere revuelta en las almas, por que lleva casi 40 años controlando esas almas perdidas en un mar de torturas, detenciones arbitrarias, asesinatos, abusos de poder, faltas de libertades y corrupción de propiciada por cuatro gatos y controlada por un ejército repleto de fangs que tienen claro que “con otra etnia dirigiendo el cotarro, estamos de camino a la selva…”. Obiang lo sabe, por eso no le gusta que se quede nadie en casa cuando va ha soltar uno de esos discursos que hacen de los oyentes, unos cómplices de todo lo que derive negativamente de esas palabras de hombre sin corazón y sin remordimientos. Pero esas palabras no serían tan poderosas si la gente no viese a Obiang rodeado de mentes pensantes como algunos intelectuales del país que decidieron mamar del huevo aprostatado y vivir plácidamente esta vida llena de “bloqueos” mentales, en lugar de esperar a una nueva plagada de derechos y libertades, por los que se supone que pelean tipos que han superado la barrera de la idiotez y la ignorancia. Por eso, es más fácil para el sátrapa negro, llamado por su amigo GRAN JEFE ESCLAVO, manipular y someter a los pobres ejemplos de lo que no se deberá volver a tolerar. Si soy tonto de remate y quiero seguir siéndolo sin que me fastidien con tonterías que me superan, lo mínimo que hago cuando se que mi vida no va bien gracias a unos tipejos ávidos de poder, entonces agarro unos algodones, me pongo unas gafas oscuras y lleno mi boca de agua. Pero si mi tontería es pasajera, no agarro nada, y por lo menos me siento ha estudiar cada palabra pronunciada en ese discurso del 25 aniversario del partido que sin querer presumir de ello, es ÚNICO.

Por favor, que no se me mal interprete, ya con esta edad que tengo, por meterme en política, me estoy quedando sin amigos. E incluso se me ha “escapado” un hermano, por el simple hecho de haber dibujado en el canal de LOCOStv a un señor que estoy seguro que me querrá pese a todas estas LOCURAS que me invaden. No es fácil para mi, y al no serlo, creo que la solución no pasa por rendirse, pasa mas bien por demostrarte día a día a ti mismo que detrás de todo dolor psicológico, hay una salida digna. Yo leo una y otra vez el discurso del 25 aniversario, leo sobre las cosas que hace el Obiang ese de los… En fin, estoy al día de lo que se cuece en “mi casa”, por lo tanto, visto lo visto, me siento incapaz de no reaccionar ante tanta barbarie que si no a mi, a muchos les está matando lentamente por que todavía no han aprendido ha hablar. Por que nadie les ha dicho cuál es el poder de la palabra. Por que nadie se ha dignado a enseñarles a vivir teniendo como principal basa para una mínima existencia digna, la libertad de pensamiento y de expresión. Obiang me invita, nos invita a todos ha ser cobardes. Muchos aceptan por que las razones están bastante acunadas con miedo dentro de ellos. Otros aceptan a regañadientes por que saben que de todos modos van ha seguir los dictámenes y que no hace falta recordarles que ya son lo suficientemente inútiles para aceptar lo inaceptable. Muchos aceptarán sin rechistar, otros por que Obiang les cae de puta madre y finalmente habrán de los que acepten por que creen que así están ayudando a los borregos a encontrar el camino de la libertad. Cosa normal, pero, ¿Y que les pasa a los que no hagan caso a esa invitación a la vigilancia interno-propio-estúpida de ser cobardes y vigilarnos unos a otros?. La respuesta la conocen los mismos intelectuales orgánicos y colaboracionistas que se ponen del lado del señor que dice la gran verdad en un discurso, cuando está claro que su misión en estas nuestras miserables vidas, no es que él nos de explicación alguna sobre lo que pretende hacer con nosotros, y con nuestra dignidad.

Jodiendas aparte señores y algunas señoras, yo no veo enemigos del estado por ningún lado. Lo que veo, es a gente impresentable como el dictador tratando de recordarle quién manda aquí. Por que ese hombre que os pide que os “militaricéis” en contra del pueblo que no sabe de beneficios, solo de desgracias políticas y económicas, pone mucho dinero sobre la mesa de esos lobos que ahora hambrientos y con ganas de más dinero para fortalecer sus posiciones internacionales vienen a exigirle mas. Por que Obiang como dirigente irresponsable, juega a la ruleta rusa con los bienes de todos. Y cuando un dirigente hace eso, sabe que se vende a otros líderes camuflados de “ofrecedores” de garantías democráticas. Esos otros líderes, cuando ya están con la soga al cuello, reaccionan y vienen a por el jugador que juega con el honor y la dignidad de todo un pueblo. Por eso os dice que “vienen a por nuestras riquezas”, cuando no quiere que nadie le pregunte “¿Y dónde tiene escondida esas riquezas?”. ¡Buena pregunta!, ya que si el guineoecuatoriano llamado hoy a vigilar a su hermano supiese dónde, o en qué arcas van ha parar esos millones que los yankees nos dejan de sobradilla, sería mucho mas fácil defender nuestros intereses… ¿miento?.

Pobres, somos pobres… con ese título del que huyen los colaboracionistas y los intelectuales orgánicos, ya nos podían haber dejado. Pero por favor, por favor, no vengan ahora a pedirnos que nos convirtamos en garantes de una paz que esconde nuestro bienestar económico entre los dientes del depredador occidental.

¡QUE SE VIGILEN ELLOS!

Nsé, ¡yo no pienso vigilar a nadie!…