LocosTV

LocosTV

(10 de Julio)

Una buena mañana de lluvia, se levanta uno y decide continuar con el teatro que le obligan a vivir cada día. La lluvia le moja, él se deja mojar, y está claro que en su camino no hay baches.

- Buenos días señor tal – Le dice una vecina.

- Buenos días señor tal – Le responde

Buenos días, es lo primero que intentas decirle cada día a todos los que te rodean a esa bendita hora de la mañana. ¿Los días son buenos en realidad?. Mira, buena parte de la población mundial se levanta para cumplir ordenes de quien sea que esté un par de escalones más alto que el resto. ¿Entonces, es normal que sean buenos días para todos el robotizado saludo?, o sería mejor que cada uno dejase claro su estado de animo al enfrentarse a un nuevo día. En algunos países la cosa del descontento está bastante evidente. Por eso muchas personas deciden luchar contra esa especie de lacra humana llamada a impedir que los “buenos días” sean de verdad buenos. Se juega al juego de la hipocresía, se permiten abusos, y también se distrae al que no lo ve claro.

Buenos días. ¿Qué piensan aquellos que reciben ese saludo mañanero como una pesada losa en sus vidas?. Ya hemos dicho miles de veces que no hay país que no permita el acceso libre a los derechos fundamentales, que pueda tener una excusa para mantenerse en política intacta en lo que a derechos humanos se refiere. Obiang y los suyos ha decidido creerse el cuento de que el país va bien, cojonudamente bien, y toca, al parecer darse los buenos días con cara de bobo.

Antes de adentrarme en la carta de hoy quiero rescatar algo de la carta del Embajador de Guinea Ecuatorial acreditado al lado de Sir Austin Power. Dice así la bromita:

- Papá, ¿es verdad que el Presidente de España se llama “Pasaporte”?. Pregunta un niño majete que acababa de ver recibir la primera comunión a sus hermanos mayores.

La respuesta del padre, en este caso su abuelo, es la que me deja perplejo. Sobre viniendo de un señor que sabe de qué va la cosa del respeto, de la no inventiva, y a lo de alentar a la juventud hacia las buenas maneras. Su respuesta, después de una carcajada, a la pregunta fue:

- No, el Presidente de España se llama… Zapatero

Bueno, cuando lean ustedes el resto de la historia, entenderán del por qué rescato esta pequeña parte interesante en la que un “mayor” educa a un joven africano, ¡desde su muy temprana edad!. Por que un chavalin que tiene la pureza intacta, y que cree fervientemente que escribiéndole una carta al Creador, su madre la recibiría, debería haberse encontrado con un mayor africano que le enseña a “subir los escalones” de uno en uno. Por que si nos ponemos a componer el nombre completo del GRAN CHEF español, empezaríamos, sin poner carcajadas de por medio, de ésta manera: JOSE LUÍS RODRIGUEZ ZAPATERO. Evidentemente nos damos cuenta de que el buen Presidente de España, del que buscaba saber el nombre el niño, tiene un nombre que es JOSE LUÍS, luego le sigue un primer apellido (seguramente de su progenitor…) RODRIGUEZ, y finalmente, el nombre que provoca carcajadas y malas “enseñanzas” a una juventud muy joven de África que vive en Malabo Lodge, que es ZAPATERO. ¿Por qué mofarnos del apellido de un señor que ostenta el mismo cargo que el GRAN JEFE ESCLAVO africano, que con su “benevolencia” colocó a uno de los pocos intelectuales que tiene lejos del pastel?, ¿Por qué le “educamos” con una carcajada a la juventud africana?. Bueno, podría ser que el momento fuese divertido para ambos, pero creo haber leído en la carta de don AGUSTÍN NZE NFUMU que el chaval no estaba para carcajadas, ni de burlas. Quería conocer el nombre de un personaje muy importante en el mundo actual, y el resultado fue que se lo preguntó a un mayor africano que sonríe poco cuando tocan a su dictador, pero que carcajadea cuando toca hablar con respeto del DEMÓCRATA, sumido en una crisis política y económica. Alguien los cría, y otros los juntan. Está claro que a la juventud africana le va ha venir de puta madre aprender de los errores de estos mayores que quieren irse dejando atrás un legado de contradicciones y abusos de poder.

Pasemos a un segundo rescate que me trae de cabeza dernierrement. Este es un asunto muy espinoso, que no deja indiferente a nadie, pese a lo calladitos que van algunos, y que puede provocar, según cómo se mire, un descalabro mental a los que por escribir y por hablar, son tan buenos que prefieren un ordenador en mano, que un estrado desde donde alentar a sus sufridos pueblos. Como guineoecuatoriano que soy, dejo claro que mi idea principal es que se anime a la juventud a hablar de sus problemas, de decir dónde les duele, y enseñarles que el pichi es el ejemplo de que se puede compartir muchas cosas si nos entendemos. Por favor, si alguien va ha leer de manera arábica mis letras, que sepa que las escribí partiendo desde la izquierda, ¡vamos, como el mismísimo Cervantes!. No nos equivoquemos, no busco echar leña a un fuego que algunos están apagando con sus inteligentes maneras de actuar. Yo lo que pretendo, es que los jóvenes sigan sentados junto al fuego y que soplen cada vez que una “ocurrencia” tipo “BATAMAN GO HOME” o “NO ME LLAMEN BILOP EN MI TIERRA” esté casi a punto de apagar lo poco que tenemos de unión.

Ya que todos han decidido poner sobre la mesa sus opiniones acerca de lo que debería ser la Guinea Ecuatorial de futuro. Los que observamos, hemos leído, por ejemplo, que hay que “hablar de esos temas tribales antes de que se vaya el régimen…”, “nosotros no buscamos separarnos, buscamos que se nos escuche…”, “no sabemos nadar…”, “el sueño de afrikara na bon mal´wa y toc…”… Bueno, son propuestas que se leen en cada texto escrito entre los cruzantes de palabras dignas de unos que sólo verá el premio Cervantes por la tele, ya que sin saberlo escriben très bien el castellano, pero lo hacen desde un país que ahora no quiere seguir haciendo como si no supiese que Obiang es un “demócrata ha descubrir”. Cosa que no sabemos, o que sabemos y hacemos como si no supiéramos, es que pese a todo, muchos jóvenes ya no siguen esa tendencia que enarbolan los sabiondos intelectuales que, gracias al dios cobarde de algunos, ya aburre, y ha demostrado que no puede dar frutos, ni secos. ¡Caray con la habilidad de escribir que tienen!. Textos perfectos, palabras de la alta alcurnia, lucidez mayor, clarividencia intelectual y casi un cervantismo declarado. Todo eso mezclado por un sentimiento de pueblo despreciado, guerra interna por las injusticias, rabia por el puto exilio e impotencia por no saber qué hacer mas para que nos “hagan caso, y no nos tachen de don Quijote de la Mancha negra”. Posiblemente el equivocado sea yo al decir estas cosas, pero estoy seguro que mi equivocación proviene de buena fuente. Proviene de ese sitio donde se supone que deberían repercutir las palabras hermosas y gratificantes  del léxico intelecto, pero que no llegan a su destino por que los jóvenes hace tiempo que pusieron una barrera a los zumbidos de las abejas piconas que no dan la cara, pero que ofrecen un abanico de quejas y sugerencias extremadamente difíciles de digerir si no te ponen a un líder llevando la batuta. ¡Pasa palabra!, ese concurso que trae de cabeza a más de uno, parece que es un juego que se sale de la televisión, y cala hondo en los “papás” que se dicen partidiarios de un arranque democrático que pretende arreglar asuntos de etnicismo primero, luego seguir con el eterno “Obiang es un dictador” tan PESADO ya para ese occidente al que muchas veces se dirigen, y que quiere meterle mano a esa cosa negra y viscosa que “papá Obiang” emplea como moneda de cambio. ¿Será por que soy fang, y por eso no me entero de nada?, será, pero me importa un pimiento que se piense así, por que de repente creo que mi vida está plagada de errores, y esos errores son los que me enseñan a ser mejor persona. ¡Mira tú por donde!, eso se podría aplicar igualmente a los problemas interno-externos de esa gente que sabe mucho de arreglar los errores antes de crearlos. ¿Por qué se debería hablar del importante tema de las minorías étnicas antes de derrocar a la dictadura obianguemista? Pues si quieres que te lo diga yo, vas pirao chaval. Por que razones, como tal, habrán, y de sobra. De echo yo personalmente creo que es bueno. Lo NO bueno, es que de repente nace feisbuk, un annobonés se declara en huelga de hambre, se descubren grupos de apoyo en la red, y como salidos de una celda, parecida a la de Mumia, saltan al ruedo los que antes mantenían sus disputas intelectuales tribálicas en salas de conferencias en Albacete, Móstoles, Road Islan, y muchos sitios mas, sitios que quedan lejos de la querida Malabo, la querida Bata, y el querido interior plagado de salvajes invasores fangs (lo de salvajes invasores fangs, no lo dicen ninguno, eso ya va por mi cuenta…). Bueno, a eso estamos. Que aparte de ASODEGUE, no recuerdo ningún otro grupo internauta anterior que haya dado tanto la barra al régimen que se supone hay que derrocar después de habernos embebido de los “arreglos” del “yo luego exigiré esto…”. Pero bueno, aquí todos somos unos aprovecahos y nada mejor que lo gratuito para salir con las mejores intenciones de hacernos con lo que sea. ¿Por qué no se debería tratar el tema importante de la etnias minoritarias antes de la caída del régimen de Obiang? ¡Buena pregunta amigo!… pues por que el ECO no lo trae IBERIA cuando vuela a Malabo. Me explico:

Está claro que una dictadura da cobertura a muy pocos, luego se puede palpar que muchos son los que hacen oídos sordos y disimulan ceguera. En los casos de las dictaduras africanas, la cosa toma tintes étnicos por que el africano no sabe todavía mirar al otro vecino con ojos de sociabilidad y concordancia. Por eso, y no estoy diciendo nada de otro mundo, se tiende a cometer errores como los que cometen muchos fang (en el caso que nos ocupa…) al creerse los dueños y señores de todo lo que en Guinea Ecuatorial se mueva, bajo la lastimosa y arcaica excusa de de que “¿qué hubiese, pasado, o qué pasaría su fuesen los bilop los que comandasen esto?”. Esas preguntas se han escuchado en varias mesas de conversación donde hay un fang retrasado a los tiempos, y donde hay un bubi que cree que “los fang nadan muy bien…”. También están incluidas en el tema importante los de las otras etnias que hacen de ese país un país con diferentes maneras de preparar la yuca. Todos están haciendo esfuerzos por intentar comprender del por qué el hijo de puta del blanco español de la época trazó unas lineas que separaban a unos, y unían a otros en territorios mal diseñados. La gente mayor, que está apurando las últimas lluvias tropicales son los que más buscan inculcar esas preguntas a los chicos/as. Pero la gente nueva, la sangre nueva que tantos espermatozoides, besos, engaños han dejado en el “bando contrario”, como que no ven aterrizar con IBERIA, las inteligentísimas palabras de los que desde Aranjuez de la Achicoria o Valle Hermoso de Abedún, quieren hacer llegar a los que luego pretenden que se pongan en fila con ellos para corregir los errores cometidos primero por el español arquitecto ignorante de la realidad cultural africana, segundo por el primer dictador, y tercero por el segundo dictador que ahora se tambalea, pero no por méritos de las palabras cervanticas de los intelectuales de turno en el exilio, si no mas bien por que los indignados se hacen cada vez más poderosos. O sea, breve, yo personalmente pienso que la juventud guineoecuatoriana quiere dejar de respirar estos aires de impureza provocadas por la dictadura del tercer, y segundo de la lista, dictador.

Ahora pongámonos un poco serios con el importante tema. ¿Quién es el gracioso que organiza reuniones en Madrid y no en Malabo o Bata, critica al CPDS que pelea desde dentro, no le agrada ASODEGUE y piensa que estamos equivocados al empezar desde la quinta marcha esto de decirle a Obiang “déjanos vivir mejor”?. ¿Quién es ese gracioso?. Si me lo traen, le diré que hay una brecha de tamaños considerables que separa al que escribe y escribe de puta madre, con el que escribe, pone las nalgas y habla de puta madre. En Barcelona, tuve la oportunidad de preguntarle a los que en la mesa de reuniones se presentaban como fuerza externa en el exilio contra el dictador, mi pregunta fue: ¿Quién es el héroe de entre ustedes?. Si les cuento las respuestas, se darán cuenta de que hay un calvario que ya no se puede seguir administrando a los que buscan deshacerse de el. Los fang deberán aprender cosas, los bubis otras, los annoboneses otras, los combes otras, los fernandinos otras. Aquí todos deberán aprender algo distinto, o diferente. Por que para eso están los buenos sabiondos, para educar, para enseñar ¿O es que el profesor Justo Bolekia no podría impartir clases en una Universidad plagada de chicos guineoecuatorianos?, por ejemplo. Se aprenderá, y se aprenderá muy bien. Yo no se si primero hay que cortar la raíz del problema, o sería mejor cortarla después. Lo que si se es que aquí se aprenderá lo que define al intelectual orgánico del intelectual normal y corriente.

Hermanos míos de todas las etnias de Guinea Ecuatorial, me llamo Ramón Esono Ebalé, soy natural de Mikomeseng, por favor, os lo ruego, si alguno se encuentra mal por que no entiende que le mantengan sumidos en una desgracia, por favor, cuenta conmigo y con mi amistad para levantarte y pelear por los derechos que nos merecemos. No estas solo, no hay enemigo, no hay guerra… tú solo llámame, y acudiré gustoso. O en su caso, sintonice LOCOStv, un canal serio donde nadie sabe quién viene del bosque, y quién viene del mar.

Entre Don Agustín Nze Nfumu, el que escribio lo de “Bataman…” y el que escribió “Bilop…”, incluido Obiang y su régimen, váyanse a practicar el juego del “ENSAYO DE DEMOCRACIA MEDIOTINTERA” a otra parte… Esto es mucho más serio.

Nsé, muuuuuuy enfadao!